¿Qué tanto aplicamos la Logística Inversa?


logo_footer_5

Por: Juan Carlos Varela/Hilda Palos/ Leticia Martínez

En la actualidad estamos viviendo la globalización como un proceso económico, social y cultural establecido en las dos o tres últimas décadas del siglo XX, cuyas principales características podemos ver un crecimiento de nuevos conceptos que hoy en día tienen que enfrentar las empresas internacionales:

- Crecimiento del comercio internacional de bienes, productos y servicios.

- Internacionalización de empresas.

- Libre circulación de capitales y competitividad económica basadas en el uso intensivo del

conocimiento.

- Privatización de la economía y minimización del papel de los gobiernos y de los Estados-Nación.

- Mejor  comunicación, gracias a las Tecnologías de información.

Lo anterior nos da la pauta para la creación del nuevo concepto de logística en otro enfoque , del cual hoy  se conoce como logística inversa, que  es el proceso de planificación, implantación y control eficiente del flujo efectivo de costos y almacenaje de materiales, inventarios en curso y productos terminados, así como de la información relacionada, desde el punto de consumo al punto de origen, con el fin de recuperar valor o asegurar su correcta eliminación». Según (Rogers y Tibben-Lembke, 1998)

La sociedad actual está cobrando conciencia de la necesidad de reducir los residuos que todos generamos y esto obliga y a las empresas tener un nuevo cambio de mentalidad enfocado al medio ambiente. La logística inversa facilita la creación de canales de recolección selectiva de residuos industriales, vehículos y neumáticos fuera de uso, residuos de equipos eléctricos-electrónicos o residuos de la construcción.

A su vez la logística inversa permite a las empresas mantener una relación más estrecha con los distribuidores y clientes, favorece la imagen de marca al reducir el impacto medioambiental reduciendo los residuos, a la vez que reduce los costos de embalajes industriales al permitir su reutilización. La logística inversa es una importante base para otras actuaciones ambientales como el ecodiseño, donde ambas son sinérgicas; o bien como iniciativa para la minimización de los impactos ambientales globales totales de un producto.

En un proceso de logística inversa, podemos  conocer cuál es la perspectiva de nuestros clientes en cuanto a la imagen que tenemos con la sociedad y enfocarnos al plano de ser una empresa socialmente responsable cuidadosa del medio ambiente y buscando satisfacer siempre las necesidades que el mundo globalizado nos está solicitando.

Una de las principales causas que generan la necesidad de implementar logística inversa es conocer que mercancías son defectuosas, reducción de inventarios excesivos, saber porque hay devoluciones de clientes y porque nuestros productos pueden o llegan s ser obsoletos, lo anterior desde la perspectiva de la producción, sin embargo, si lo vemos desde la perspectiva de servicios, podemos identificar  cuáles son los descontentos de nuestros clientes, generándonos conciencia de gestionar un servicio post-venta, para tener información de las necesidades que tienen nuestros clientes y conocer la imagen que ellos nos guardan.

Las tendencias de la logística nos exige pensar en Logistica inversa,  para lograr ser una empresa socialmente responsable, preocupada por el cuidado del medio ambiente y sabedora de aprovechar mejor sus recursos, por lo tanto las empresas deben cuidar los siguientes puntos:

Mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.

Fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.

Favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.