Aduana del Siglo 21, modelo vanguardista de transformación e innovación


Por: Aduanarevista.mx

Con el fin de transformar servicios e infraestructura de las aduanas mexicanas en modelos de vanguardia que permitan facilitar el comercio exterior y combatir de manera asertiva prácticas ilícitas en el sector, además de posicionarse a nivel internacional, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) inició este año el proyecto Hacia la Aduana del Siglo 21.

En este importante reto de la autoridad fiscal se trabajará en mejoras a los procesos de trabajo e interacción con los usuarios de comercio exterior que intervienen en las 46 mil operaciones aduaneras que día con día se realizan, cambios que se basan en cinco pilares: inteligencia, competitividad, transparencia, colaboración y globalización.

Estos pilares lo que buscan es un equilibrio entre control y facilitación de las operaciones realizadas en los 235 puntos de revisión de las 49 aduanas del país y aquí te vamos a explicar en qué consiste cada uno.

Empezamos por la aduana inteligente, que incluye la aplicación de tecnologías para contar con un despacho aduanero automatizado y análisis de riesgos dinámicos que permitan ser más asertivos en las alertas y reconocimientos aduaneros. Esto implica, entre otras cosas, modernización de los sistemas informáticos que soportan el despacho aduanero de mercancías de carga, el Modelo Integral de Riesgo de Comercio Exterior que es una plataforma tecnológica para orientar los procesos de selección de mercancías de forma automática y el despacho integrado QR.

Siguiendo con la aduana transparente, se trata de hacer públicos los procesos y criterios de la operación aduanera y sus sistemas, para que sea predecible y otorgue mayor certeza a los usuarios de comercio exterior, esto comprende un Nuevo Manual de Operación Aduanera, vigente y disponible para consulta desde febrero de este año, por otra parte se simplificará la administración permitiendo que los trámites ante aduanas se realicen en el Portal del SAT mediante firma electrónica, la modificación de aproximadamente 30 instructivos de trámites, para lo que se homologó su estructura y lenguaje, entre otras cosas.

El tercer pilar que forma la aduana competitiva implica la simplificación y estandarización de procesos mediante la mejora en la infraestructura y, por supuesto, el uso de las tecnologías. Ejemplo de esto es el Plan de Modernización de Infraestructura 2013-2018 que busca superar las principales dificultades en las aduanas: capacidad insuficiente, aduanas rodeadas por la mancha urbana y sin áreas disponibles para crecer, instalaciones mal ubicadas y con dimensiones inadecuadas y falta de áreas para el despacho y revisión.

El mantener intercambio de información con los principales socios comerciales y dar solución a las problemáticas de los usuarios de comercio exterior es lo que se busca con el cuarto pilar que es aduana colaborativa, lo que se puede entender con los diversos programas como Conoce tu usuario, Somos mexicanos y los comités de operación y facilitación aduanera.

Y finalmente, el quinto pilar que crea una aduana global. Este busca adoptar mejores prácticas internacionales para realizar planes de trabajo con diferentes países y lograr la interoperabilidad entre sus sistemas que permitan incrementar significativamente la competitividad de la aduana mexicana; actualmente existen diversos programas y mecanismos de cooperación bilateral con diversos países.

Con el proyecto estratégico Hacia la Aduana del Siglo 21, que ya está en marcha, se logrará recortar tiempos en los procesos del despacho aduanero, ya que hoy en día las operaciones que se llevan a cabo van de 3 a 5 minutos y se tiene contemplado que se disminuya de 15 a 20 segundos.